0 Items

Abdominales Hipopresivos o Hiperpresivos

Abdominales Hipopresivos o Hiperpresivos

En los últimos tiempos, se ha sometido a un intenso debate sobre si trabajar los abdominales es perjudicial para la salud, su prohibición o incluso si nos puede hacer sacar barriga. Como alternativa a los ejercicios convencionales o también llamados hiperpresivos, han surgido los abdominales hipopresivos. En ClubMegaMusculo, más que como una alternativa lo vemos como unos ejercicios que complementarán el entrenamiento de esta zona. A continuación, os ofrecemos nuestras respuestas a las preguntas más frecuentes sobre este tema.

¿Los ejercicios abdominales convencionales provocan problemas de incontinencia?

hipopresivos 300x196 - Abdominales Hipopresivos o HiperpresivosA día de hoy, no hay ningún artículo de investigación con base suficientemente creíble que pueda demostrar eso.

CMM 05 1 - Abdominales Hipopresivos o Hiperpresivos

¡Esfuérzate! ¡Supéra tus límites! ¡No dejes que nada te detenga! Sólo así conseguirás todo lo que te propongas.

Continuar

Según algunos expertos, la incontinencia podría deberse cuando la masa muscular del suelo pélvico está en desventaja y que esto cree una presión que puede producir pérdidas de orina. ¡Ojo! Eso no significa que disminuya el suelo pélvico, simplemente que los estamos trabajando menos. Con esto entendemos que la causa no son los ejercicios abdominales, si no un entrenamiento incorrecto y descompensado.

¿Los ejercicios abdominales convencionales generan inconvenientes para la salud?

Entrenando de forma adecuada y sabiendo el objetivo real que tienen estos ejercicios, NO. Cuando se trabaje globalmente la musculatura, también hay que tonificar específicamente el recto anterior del abdomen.

¿Los abdominales convencionales generan un abdomen globular, en lugar de plano?

Tras consultar vhipo5 300x293 - Abdominales Hipopresivos o Hiperpresivosarias fuentes podemos decir  que esta afirmación es más una leyenda urbana que una realidad. La tonificación muscular hiperpresiva usada correctamente, no genera abdomen globular. La capacidad de hipertrofia (crecer) de los abdominales es limitada. El trabajo abdominal con el objetivo de disminuir el perímetro abdominal es incorrecto. La probabilidad de disminuir el perímetro abdominal haciendo trabajo de abdomen es muy pequeña. Para conseguir un vientre plano, el método más rápido y efectivo es combinar una alimentación correcta y mayor ejercicio cardiovascular (cardio).

¿Qué hay sobre los abdominales hipopresivos?

Están muy bien orientados para salud, sobre todo en determinados ejercicios que ayudan a rectificar determinadas malas posturas de la espalda. Los abdominales hipopresivos generan tensión en el transverso del abdomen. Como medida final de recuperación muscular están perfectamente recomendados, ya que con ellos se trabaja el control de la respiración y del diafragma, y por tanto se logra un ascenso visceral y recuperación de la posición de los órganos internos. Siempre bajo tutela de un entrenador deportivo o bajo prescripción facultativa.

¿Cómo se hacen abdominales hipopresivos? ¿La técnica es más difícil que la convencional?

Es un poco más compleja porque es completamente distinta de los ejercicios abdominales convencionales o hiperpresivos.

Una forma sería: apoyado en rodillas y palmas de las manos, con la frente y la cara mirando hacia el suelo. Luego sería hacer una inspiración (tomar aire) en la cual llevamos el abdomen hacia atrás mientras “inflamos” el torax. Esta postura habría que mantenerla de 3 a 5 segundos y después, con la boca entreabierta echar el aire lentamente.

¿Y los abdominales hipopresivos generan un abdomen plano?

No está demostrado. Los hipopresivos lo que hacen es mantener una tensión del músculo transverso del abdomen y éste músculo, una de las funciones fundamentales es el sostenenimiento de la cincha abdominal. Sin embargo, volvemos a recordar que el método para conseguir un vientre plano, es combinar una dieta adecuada con mayor ejercicio cardiovascular (cardio).

¿Qué tipo de abdominales son los más recomendados?

La conclusión que podemos sacar de todo esto es que lo mejor es trabajar los abdominales de varias formas. Mantener la forma convencional o hiperpresiva (recto anterior del abdomen), combinar con los hipopresivos (transverso del abdomen)  y realizar ejercicios para estabilizar la musculatura oblicua del abdomen. Estos últimos, es mejor hacerlos con la zona lumbar apoyada correctamente en la colchoneta.

    3 Comments

  1. Soy Piti Pinsach, director de formación del Método Hipopresivo del Dr. Caufriez.
    El Dr. Caufriez y todo el equipo de organización y formación del Método Hipopresivo queremos dejar constancia de que el ejercicio que se describe como hipopresivo no tiene nada que ver con el método del que se habla.
    Para comprender mejor el grave error en el que se incurre me permito describir una de las particularidades del Método Hipopresivo. Éste activa de manera refleja, involuntaria, la faja abdominal y el suelo pélvico nada que ver con lo que definen ustedes (copiado de un video con exacto error y así va nuestra pretendida ciencia del ejercicio): “apoyado en rodillas y palmas de las manos, con la frente y la cara mirando hacia el suelo. Luego sería hacer una inspiración (tomar aire) en la cual llevamos el abdomen hacia atrás mientras “inflamos” el torax. Esta postura habría que mantenerla de 3 a 5 segundos y después, con la boca entreabierta echar el aire lentamente.” Esto señores sería el método de un anuncio de TV de una cerveza: BARRIGA PARA DENTRO Y DEJAR DE RESPIRAR pero ahora tendrán que demostrar que beneficios tiene, si es que los tiene.
    Pariendo de esta irrealidad pueden ustedes imaginar el valor que tienen los comentarios que se hacen. A pesar de ello les sugiero sigan leyendo para que entiendan la ineficacia, las problemáticas que generan los ejercicios abdominales y la necesidad de dejar de prescribirlos (a no ser para deportistas que un análisis biomecánico concrete que los precisan).
    En referencia a los problemas que causan los ejercicios abdominales que se vienen recomendando y practicando, les pido humildemente disculpas si me he expresado incompletamente en mis artículos, entrevistas o vídeos y les ruego comprenda que a veces es complicado explicar en su totalidad lo que uno desea. Perdónenme pues y permítame que les clarifique que no somos nosotros los que aseveramos esto ni son nuestras investigaciones las que lo confirman, son especialistas en medicina del deporte y uroginecología los que apuntan hacia esta problemática. Coincidirán con nosotros en que es ciertamente curioso que los profesionales, que se encuentran con patologías, nos hagan recomendaciones y los profesionales del ejercicio físico tengamos tendencia a obviarlas.
    A continuación algunos de estas recomendaciones que conviene lea todo profesional del ejercicio físico para que luego decida qué hacer con pleno conocimiento:
    •La Dr. Bernardette de Gasquet tiene un libro (2009) con un título muy sugerente que estimo de mucho interés leer: ABDOMINAUX, ARRETEZ LA MASACRE (Abdominales, parad la masacre). En la portada hay la foto tachada de una mujer haciendo el típico ejercicio de elevación de tronco.
    •El Dr. Amostegui en la revista Archivos de Medicina del Deporte (pag 644, vol XVI, num 74, 1999) escribe: Entre los factores etiológicos que provocan la incontinencia urinaria en las mujeres, se considera como el más importante el aumento de presión intraabdominal por la mala práctica deportiva o el ejercicio abusivo de abdominales, situación que va a incidir sobre el suelo pélvico, provocando la degradación progresiva del mismo y haciéndolo incompetente para la continencia.
    •La especialista en fisioterapia uroginecológica Nuria Sans, en una conferencia sobre la salud de la mujer en un Congreso de Fisioterapia (2009) dijo textualmente: Hacer abdominales debilita el suelo pélvico de las mujeres y a corto y medio plazo les provoca incontinencia urinaria. Pueden encontrar esta noticia con sólo buscarla en internet pues muchos medios de comunicación se hicieron eco.
    •Nick Bromberg tiene un artículo divulgativo con un sugerente título: No More Crunches? Abs-olutely (2011) que conviene leer.
    •En el marco de la primera conferencia-coloquio del Foro de Salud Dexeus los especialistas afirman que la realización de abdominales por parte de la mujer debilita el suelo pélvico y provoca incontinencia urinaria. Con sólo escribir en un buscador de internet el nombre del foro y las palabras abdominales e incontinencia se encuentra un clarificador resumen.
    •Jozwik en sus investigaciones concluye que la carga repetida sobre la musculatura perineal, asociada a los aumentos frecuentes de presión que suponen los ejercicios abdominales, tiende a producir alteraciones en la composición de algunos músculos tal como la reducción del número de fibras tipo I observada en el músculo elevador del ano.
    •Thea O’Connor publica textualmente: Dangerous dowside of sit-ups: embarrassing side effects. Con sólo escribir el título en un buscador encuentran y pueden leer el artículo completo.
    •La Dra Gasquet escribe textualmente en su libro: La práctica de ejercicios abdominales es igualmente peligrosa para el hombre cuya pared abdominal presenta zonas débiles, ojales muy finos que con presiones repetitivas pueden dejar escapar los intestinos, hernias inguinales, como les sucede a muchos deportistas…
    La Incontinencia Urinaria es algo excesivamente común en mujeres y, especialmente, en las que que practican deporte y ejercicio físico. Estimamos que se deben tener en cuenta las estadísticas para reflexionar y tal vez hacer un cambio de paradigma. Diferentes autores mencionan:
    •Nehmir e Middleton (1954) e Wolin (1969) encontraron 59 % de IUE en alumnas universitarias nulíparas
    •La prevalencia de la Incontinencia Urinaria media en Europa y Norte América, se estima en un 40,6%. De ellas sólo entre el 15 y el 40% buscan ayuda médica para este problema. (Espuña, M., Rebollo P., Pui, M. Med Clin., 2004, Norton y cols., 2006)
    •El British Medical Journal, en una investigación con 833 mujeres concluyó que el 41% padecía Incontinencia Urinaria, el 50% tenía menos de 45 años
    •Estudio con 105 alumnas Ed. Física, media edad 21,5 años, practicantes deporte competición. El 62,8% Incontinencia Urinaria (Elleuch M, Ghattassi J, Guermazi M., 1998)
    •La prevalencia de IUE en deportistas nulíparas llega al 80% en las practicantes de salto de trampolín. (Bo, K., 2004)
    •En mujeres deportistas, los ejercicios hiperpresivos afectan de IUE a 6 de cada 10 mujeres.Un estudio sobre 179 mujeres entre 14 y 35 años muestra un 31% de Incontinencia Urinaria en deportistas frente a un 2’85% en sedentarias. (Archivos de Medicina del Deporte, pág 471, Vol XVIII, núm 85, 2001)
    •Esta reciente publicación en PubMed Int J Gynaecol Obstet. 2011 May 13 muestra que hay un 41.5% de Incontinencia Urinaria en mujeres deportistas y verifica que sólo el 4,5% explica el problema a un profesional de la salud.

    Estamos totalmente de acuerdo en que algunos deportistas, que el estudio biomecánico de su práctica deportiva indica que precisan disponer de fuerza en la musculatura abdominal, deben de ejercitar la musculatura abdominal con el fin de aumentar su fuerza en alguno de sus componentes con ejercicios abdominales dinámicos pero conviene valorar previmente si tienen la faja abdominal competente para gestionar correctamente los aumentos de presión que generan la realización de los mismos. En el caso de las mujeres es preciso valorar el suelo pélvico. Si son competentes, si los aumentos de presión que generan los ejercicios abdominales o los esfuerzos hacen reaccionar a la faja abdominal y el suelo pélvico adecuadamente (acción concéntrica), pueden realizar sin problema los ejercicios abdominales pero es recomendable tener y mantener un buen tono en la faja abdominal para evitar lesiones. El aumento del tono muscular de la faja abdominal es proporcionado con eficacia por los ejercicios hipopresivos.
    Cada vez hay más practicantes de ejercicio físico con objetivos wellness-fitness que de mejora del rendimiento deportivo. Las personas que buscan mejoras estéticas y de salud tienen como uno de sus objetivos primordiales el disponer de una faja abdominal que les proporcione una cintura estética y funcional. Estética significa, para un buen número de personas ,lograr tener una cintura más esbelta con un perímetro algo menor del que tienen y funcional implica que tengan una verdadera faja abdomino-lumbar que protega de posibles lesiones. Disponer de una faja que, con la práctica de ejercicio se logre que en reposo mida tres o cuatro centímetros menos es una faja que proporciona una mayor estabilidad, los ejercicios hipopresivos han mostrado en diferentes investigaciones lograr estos resultados. El profesional del ejercicio físico debe conocer y aplicar métodos que cubran estas espectativas.

    INEFICACIA DE LOS EJERCICIOS ABDOMINALES TRADICIONALES (CRUNCH, ELEVACIONES DE TRONCO, DE PELVIS,…) EN LOGRAR LOS OBJETIVOS Investigaciones sobre los ejercicios abdominales tradicionales publicadas en PubMed (Pintar et al.,2009) concluyen que no sólo no reducen el perímetro de la cintura sino que tampoco hay una disminución de grasa ni aumentan la fuerza concéntrica y excéntrica en la musculatura abdominal.

    Probablemente también se deba tener en cuenta al diseñar entrenamientos la diferencia histológica, de composición en fibras musculares y tejido conjuntivo, de músculos como cuádriceps o bíceps frente a la faja abdominal. Mientras los primeros están compuestos de grandes fibras tipo II susceptibles de aumentar la fuerza y el volumen para cumplir mejor su función de movimiento, la faja abdominal tiene sólo un mínimo de este tipo de fibras y un elevado número de fibras de tipo I pues su función es la de ser un músculo parietal, hacer de pared, de sostén. La faja adbominal debe tener cierta activación mientras la persona está de pie o sentada en cambio el cuádriceps, cuando la persona está sentada no tiene actividad electromiográfica registrable. El diseño de entrenamiento debe ser algo diferente.
    Al observar la faja abdominal tal vez se deba tener en consideración que se entiende por ello a un músculo parietal estratificado en tres planos superpuestos formados por el recto del abdomen, oblícuos internos y externos y transverso que comparten la misma inervación motriz (Th6-Th12). Se puede verificar que la contracción del oblícuo externo de un lado implica la contracción del interno del lado contrario. Probablemente sea más apropiado hablar de contracción de la faja abdominal que del transverso.

    El aprendizaje teórico y práctico del método hipopresivo es algo más complejo que otros métodos, son precisas unas nociones de neurofisiología, histología e histoquímica así como una práctica detallada para lograr los efectos de activación refleja de la faja abdominal y del suelo pélvico que cubren las necesidades específicas de estos músculos parietales.

    Con la información que he proporcionado está usted vislumbrando que el Método Hipopresivo, creado en 1980 por el Dr. Caufriez en la universidad Libre de Bruselas,apunta hacia un cambio de paradigma de mucha importancia en nuestra pasión-profesión y que tiene una fundamentación teórica muy grande que puede leer con todo detalle en el libro del mismo creador del método y otros colaboradores: “Abdominales y Perineo, mitos y realidades”
    Deseo haber sido de ayuda para clarificar el interés del Método Hipopresivo y estoy a la disposición de cualquier persona que desee recibir más información al respecto. Mi email es piti.pinsach@gmail.com
    Reciban mi más cordial saludo.

    Piti Pinsach
    D.E.A. Morfología Médica
    Ldo. Ciencias de la Actividad Fïsica y el Deporte
    Profesor de la Organización Internacional de Neuromyostatica
    Miembro del Instituto Internacional del Deporte y de las Ciencias Aplicadas
    Miembro de la Sociedad Española de Medicina Antienvejecimiento y Longevidad
    Member of the Society of Anti-Aging Medicine
    Tel 0034 609368176 / 0034 986460590
    http://www.pitipinsach.net
    http://www.marcel-caufriez.net

  2. Estimado Sr. Piti Pinsach

    Soy Francisco Canales y quiero dejar constancia de que las argumentaciones que expone no representan al consenso de la mayoría de expertos en actividad física y salud, ni al de la Medicina deportiva, y queda por demostrar si representa a la mayoría de fisioterapeutas y médicos especialistas en urología y ginecología.

    No dudo de su sinceridad al defender el método hipopresivo, pero mi sospecha surge cuando no encuentro la evidencia en los argumentos que sostiene. Apela a algunas autoridades: Dra. Bernardette de Gasquet, Dr. Amostegui, la especialista en fisioterapia uroginecológica Nuria Sans…, para demostrar la eficacia de sus técnicas. Sin embargo, esto no se corresponde con las búsquedas realizadas en Medline, las técnicas hipopresivas no parecen resultar más eficaces respecto a otras técnicas (como el entrenamiento de las musculatura del suelo pélvico) para la reducción de los síntomas de la incontinencia urinaria: Bø K, Mørkved S, Frawley H, Sherburn M. Evidence for benefit of transversus
    abdominis training alone or in combination with pelvic floor muscle training to
    treat female urinary incontinence: A systematic review. Neurourol Urodyn.
    2009;28(5):368-73. Review. PubMed PMID: 19191277. (como ejemplo)
    Por otro lado apela a la inconveniencia de realizar los ejercicio abdominales “tradicionales” por su ineficacia en lograr sus objetivos. Sostener que el objetivo de los abdominales es la reducción del perímetro abdominal y disminución de la grasa, ya requiere una demostración en sí, pues esto no lo defiende nadie. Por tanto demuestra su ineficacia apelando a objetivos que solo están en el imaginario del público, no son objetivos reales. Finalmente no se ha demostrado relación de causa y efecto entre el fortalecimiento abdominal y la incontinencia urinaria. No encontré ningún estudio que lo evidenciara, por más que lo busqué. También resulta confuso que generalice respecto a los ejercicios abdominales, que considera negativos sin discriminar entre ejercicios recomendados en actividad física y salud, de aquéllos que están desaconsejados por su incidencia de lesiones sobre el raquis lumbar. Voy a pasar por alto el argumento de que los ejercicios abdominales no aumentan la fuerza “concéntrica ni excéntrica”, pues supongo que cuando hay que vender un producto, cuanta más paja se meta, más se confunde a la gente, y mejor para las ventas. Para esto le recomiendo que lea:

    Francisco López Calbet, Carlos López Calbet (1995) “Marco Teórico-Práctico para la correcta ejecución del trabajo abdominal” Apunts , Educación Física y Deportes (42) 36·45
    McGill, S. M. “Enhancing Low-back Health through Stabilization Exercise”. ACE Certified News. February/March 2003, Páginas 3 a 6.

    En cuanto a la relación que parece establecer entre ser deportista y padecer incontinencia, no presenta tampoco evidencia alguna. Especialmente no se demuestra que dicha incontinencia se deba al trabajo abdominal. Tampoco se demuestra que la relación de deportistas que sufren incontinencia respecto a los que no, sea significativamente superior al porcentaje de la población no deportista que sufre incontinencia respecto al que no.

    La distribución mayoritaria de fibras del tipo I (lentas) y fibras del tipo II (rápidas) que describe, es más propio de la musculatura lumbar. La musculatura del tronco responde mejor al trabajo de fuerza e hipertrofia que lo que comenta, por lo que es bastante discutible.

    Espero que en adelante pueda encontrar distintas argumentaciones, pues en otras intervenciones suyas en otras webs he podido constatar textos y citas bibliográficas idénticas, lo que indicaría una rutina de “copia y pega” de sus propias declaraciones.

    No tengo muy claro si la gente confunde su método por errores de comunicación
    en sus escritos, como usted mismo confiesa, o la confusión pueda deberse,
    además, a que los argumentos puedan ser confusos en su propia base
    teórica. Esperaré a que haya mayor evidencia para resolver este asunto y poder aclarar, si dicho método responde o no a un patrón de fundamentación y propaganda propio de una pseudociencia.

    Un cordial saludo
    Francisco Canales
    Lic. en Educación Física y escéptico

  3. Hola buena tarde. Disculpa la molestia pero tengo algunas dudas en cuanto al entrenamiento abdominal hipopresivo.

    Es posible combinar los ejercicios de abdomen tradicional con los hipopresivo?

    En dado caso que sea recomendable combinar los abdominales hipopresivos y los abdominales tradicionales como es la relación o combinación de estos?
    Cuantas veces se recomienda realizar abdominales hipopresivos a la semana?

    De antemano agradezco la atención.

Trackbacks/Pingbacks

  1. La FEMEDE se pronuncia sobre los abdominales hipopresivos | Club MegaMusculo - […] cual no sentó nada bien a la mayoría de profesionales del fitness en general. En los dos primeros comentarios…

Opiniones

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

bb0