Spinning

Todos conocemos los beneficios del ciclo indoor o spinning, y es que es una actividad muy recomendada si lo que queremos es mejorar la salud de nuestro cuerpo, acelerar la circulación sanguínea y conseguir un buen estado general del organismo, ya que nos ayuda a mejorar la salud cardiaca, además de ser una buena forma de realizar ejercicio aeróbico y quemar calorías. Pero a la hora de practicar spinning solemos realizar muchos errores que debemos tener en cuenta y corregir.

Es fundamental que mantengamos una postura correcta, ya que no solamente sirve con subirnos a una bicicleta y pedalear, sino que es necesario hacerlo de forma correcta para evitar lesiones y molestias derivadas de una mala ejecución de la rutina. Por este motivo vamos a ver algunos de los errores más habituales.

A la hora de practicar ciclo indoor normalmente tendemos a mantener el abdomen relajado, un claro error, ya que esta parte es un punto de fuerza del organismo que nos ayudará a mantener mayor ritmo a la hora de pedalear, pues si lo usamos adecuadamente concentraremos toda la fuerza en esta zona y nos servirá para aguantar más. En vez de mantener relajado todo el abdomen lo que debemos hacer es contraer el transverso.

Otro fallo habitual es botar demasiado cuando nos levantamos del asiento para pedalear de pie. En esta postura tendemos a botar demasiado, algo que nos hace no concentrar la fuerza en la zona de las piernas, sino que entran en juego otras partes como las caderas y las rodillas que pueden verse afectadas por este movimiento reiterado. Es necesario que al elevarnos de la bici estabilicemos la cadera y no botemos, sino que sean las piernas las que aguanten todo el tirón y sean las que trabajen.

Separar las rodillas a la hora de pedalear es un fallo que muchos cometemos habitualmente en el spinning, es por ello que debemos prestar especial atención a este fallo, ya que puede resultar una postura muy cómoda para muchos, pero en el fondo no lo es, ya que podemos hacernos mucho daño en la zona de las caderas. Es importante que juntemos las piernas lo máximo que podamos de manera que se queden alineadas con el eje del cuerpo.

Una postura que solemos adoptar es la de mantener los brazos estirados y la cabeza hundida. Esta pose es una de las más peligrosas, ya que hace que carguemos en exceso toda la zona del trapecio y la espalda. Es necesario que aliviemos tensiones, y para ello debemos mantener la cabeza elevada y los hombros y brazos relajados para no concentrar las tensiones en esta zona, sino en las piernas. Los hombros también deben estar estabilizados, ya que es la única manera de evitar el excesivo balanceo que se produce cuando nos ponemos de pie para realizar un sprint.

A la hora de practicar spinning no debemos olvidar ajustar a la perfección la bicicleta, ya que normalmente cuando no lo hacemos y nos encontramos incómodos, solemos balancear demasiado la cadera y hacernos daño. Es importante que pongamos remedio a esto cuanto antes para evitar males mayores.

Articulos relacionados:

Twitter Digg Delicious Stumbleupon Technorati Facebook

Sin comentarios... Animate y escribe un comentario!

Deja tu comentario