Otros usos para las mancuernas

La carga y el peso son fundamentales a la hora de entrenar los músculos de nuestro cuerpo. Sin ellos no lograríamos la evolución muscular que siempre andamos buscando. Las mancuernas son uno de los pesos más habituales que utilizamos a la hora de entrenar, ya que se trata de un peso libre que nos permite más movilidad y mucha más imaginación a la hora de realizar los diferentes ejercicios. Pero no solo las mancuernas nos servirán para esto, sino que con ellas podemos hacer más cosas que elevarlas.

Como todos sabemos, una mancuerna es un peso con un agarre para que podamos asirlo con las manos y de este modo poder ejercitar una determinada parte del cuerpo. Casi siempre las mancuernas las cogemos simplemente para elevarlas en un ejercicio y enseguida las soltamos, sin reparar en que ese instrumento que muchas veces nos hace la vida imposible puede servir para ayudarnos en el desarrollo de otros ejercicios.

Por norma general las mancuernas suelen ser redondas y el agarre hace las veces de eje. Aprovechando este diseño podemos valernos de ellas para la realización de ejercicios en los que los desplazamientos rodando sean la base. Las mancuernas en este caso permanecerán en todo momento pegadas al suelo y nuestras manos asiendo los agarres a modo de eje que girará en nuestra palma de la mano a medida que realizamos el ejercicio y nos estamos desplazando. Las mancuernas harán las veces de ruedas y con ello podremos llevar a buen puerto la rutina de entrenamiento. Esta técnica la podemos aplicar en ejercicios como los desplazamientos de tronco para trabajar el abdomen, en los que los pies permanecen quietos y lo único que movemos es la parte media del tronco con ayuda del giro de las mancuernas.

Otro de los usos que podemos dar a este aparato es para aumentar intensidad a muchos ejercicios en los que normalmente nos apoyamos en el suelo directamente y que en este caso podemos hacerlo apoyándonos en las mancuernas. Haciendo esto lo que conseguiremos será aumentar la inestabilidad del soporte, ya que éstas se mueven y por ello deberemos mantener el cuerpo más recto y tieso contrayendo los músculos del core. Pero no solo sucederá esto, sino que además conseguiremos dotar de altitud y con ello de recorrido a ejercicio como las flexiones, ya que podemos apoyar las manos en unas mancuernas como base. De este modo lo que lograremos será utilizar las mancuernas para seguir avanzando poco a poco.

Articulos relacionados:

Twitter Digg Delicious Stumbleupon Technorati Facebook

Sin comentarios... Animate y escribe un comentario!

Deja tu comentario

Pulsa Like para leer el articulo.
Ayúdanos a seguir ofreciendo contenido de calidad.