Los principios Weider I

Los principios Weider son una serie de técnicas de entrenamiento utilizadas en el culturismo para obtener el máximo provecho del entrenamiento con pesas, dichos principios nos ayudan a aplicar diversas formas de agotamiento muscular con el fin de obtener un entrenamiento productivo. Popularizados por Joe Weider, entrenador desde 1936, ha sido quien ha dado a conocer dichas leyes a través de los años que ahora rigen este deporte a un nivel mundial.

Aplicando estos principios puede ser de gran ayuda para aquel culturista que tiene dificultades en aumentar sus progresos de entrenamiento.

A continuación os mostramos los principios para principiantes:

1. PRINCIPIO DE SOBRECARGA PROGRESIVA:

La base del incremento de cualquier parámetro del fitness (fuerza, volumen, resistencia, etc.) es obligar a los músculos a trabajar más intensamente de lo que están acostumbrados. Se debe sobrecargar en forma progresiva los músculos para progresar.

Por ejemplo, para aumentar de fuerza resulta necesario utilizar constantemente cantidades superiores de peso.
Para aumentar de tamaño muscular, no sólo debemos intentar trabajar con pesos cada vez mayores en forma progresiva, sino incrementar otras variables como número de series o número de sesiones de entrenamiento.
Para aumentar la resistencia muscular, hay que reducir el tiempo de descanso entre series o incrementar el número de repeticiones o series.
Estos incrementos deben hacerse en forma progresiva.

El concepto de sobrecarga apoya todo el entrenamiento y es la sólida base del entrenamiento Weider.

2. PRINCIPIO DE AISLAMIENTO:

Cada músculo contribuye, en cierta medida, a un movimiento completo, bien como estabilizador, agonista, antagonista o sinergista.

Si nuestro propósito es dar máxima forma o desarrollar un músculo independientemente, hay que separarlo o aislarlo de los demás músculos lo mejor que podamos. Lo hacemos mediante cambios de posiciones anatómicas. Por ejemplo: el curl en Banco Scott aísla al braquial mejor que los jalones dorsales con agarre cerrado e invertido.

3. PRINCIPIO DE CONFUSIÓN MUSCULAR:

Parte del crecimiento constante es evitar que el cuerpo se adapte a un entrenamiento específico. Los músculos nunca deben acomodarse. Necesitan el estrés para crecer.

Si variamos constantemente ejercicios, series, ángulos y repeticiones, nunca podrán acomodarse y ajustarse al estrés. Joe Weider dice: “hay que confundir a los músculos para mantenerlos creciendo y cambiando”.

4. PRINCIPIO DE PRIORIDAD:

Entrenad vuestro grupo muscular más débil cuando disponéis de más energía.
La intensidad desarrolla músculo, y esta sólo puede ser elevada cuando disponemos de gran energía.

Por ejemplo, si los hombros tienen debilidad respecto al pecho, debemos hacer nuestros laterales y presses para deltoides antes del press de banca. De esta manera aumentaremos la intensidad sobre nuestros hombros, porque les damos prioridad.

Articulos relacionados:

Twitter Digg Delicious Stumbleupon Technorati Facebook

Sin comentarios... Animate y escribe un comentario!

Deja tu comentario