Los errores más comunes en la intensidad del entrenamiento

Llegado el momento, necesitamos aumentar la intensidad de nuestro entrenamiento para seguir progresando. Sin embargo, debemos aumentar la intensidad correctamente o correremos el riesgo de conseguir justo el efecto contrario. A continuación,comentaremos algunos de los errores más comunes que podemos cometer en cuanto a la intensidad del entrenamiento.

No llegar al fallo

Vamos a empezar con una explicación.  El “fallo” es el momento cuando no puedes completar otra repetición correctamente. De vez en cuando necesitas entrenar hasta llegar al fallo o al menos estar cerca de él en las últimas series de un determinado grupo muscular. Si llegas al fallo demasiado pronto, como por ejemplo en las 2  primeras series de un ejercicio, significa que te has fijado un objetivo que, de momento, no puedes cumplir. Si nunca llegas al fallo, esto significa que estás entrenando por debajo de tus posibilidades y te estás estancando.

Descansar mucho tiempo

Entrenar con intensidad no significa que tengas que llegar al fallo en todos los ejercicios. Hay entrenadores de Doggcrapp (entrenamiento de alta intensidad) que dicen que debes descansar más de 2 minutos antes de cada serie. Generalmente, una sesión de ejercicios a un ritmo más lento es un entrenamiento menos intenso, sobre todo si te distraes en el descanso entre cada serie. Conclusión, sé disciplinado con los descansos entre series. Descansa solo el tiempo necesario, que normalmente es como mucho 3 minutos.

No ir más allá en cada ejercicio

Esfuérzate en ir más allá en algunos ejercicios. Existen varias técnicas para esto, incluyendo: repeticiones forzadas, engaño, repeticiones parciales, descanso-pausa, repeticiones negativas…

Entrenamientos sin inspiración o motivación

Casi todo el mundo pasa por períodos en los que la intensidad del entrenamiento se desvanece. El error es intentar tener la misma intensidad haciendo lo mismo. Para solucionar esto, a veces es necesario recargar energías tanto física como mental. Algunas veces es necesario reducir la velocidad o detenerse a repostar. Para un momento, mentalízate y luego ¡vuelve al entreno!

Articulos relacionados:

Twitter Digg Delicious Stumbleupon Technorati Facebook

2 comentarios en “Los errores más comunes en la intensidad del entrenamiento”