La recuperación

La recuperación es tan importante como el entrenamiento en sí. Es en este momento en el que el músculo y el tejido se reparan, y aún así mucha gente no toma este tiempo en serio. Si no comprendemos la importancia de recuperarse luego de entrenar podemos terminar ejercitando los músculos antes de que éstos estén en condiciones, lo que puede llevar a mayores lesiones de tejidos más que recuperación del mismo.

La reparación del músculo ocurre en las 24/48 horas luego de una rutina intensa, por eso no es buena idea entrenar los mismos músculos dos días seguidos, ya que el cuerpo necesita tiempo para curarse.

Algunas formas de recuperar el músculo roto son:

Dormir – Durante el sueño, nuestros cuerpos se reparan a sí mismos, así que obtener las horas suficientes de sueño es fundamental. Además, es durante este período que se produce la hormona del crecimiento, que promueve el crecimiento de la masa muscular.

Baños fríos – Muchos atletas admiten tomar baños de hielo o de agua fría luego de una sesión intensa de entrenamiento. La crioterapia contrae las venas y arterias y disminuye la actividad metabólica, lo que reduce la hinchazón del músculo y la ruptura de las fibras de tejido.

Estirar – Se obtienen muchos beneficios por estirar los músculos luego de una rutina. Es una excelente forma de agregar elasticidad a nuestros músculos, además de aumentar el rango de movimiento de nuestras extremidades y promover el flujo sanguíneo a la zona, lo que acelera el proceso de recuperación.

Articulos relacionados:

Twitter Digg Delicious Stumbleupon Technorati Facebook

Sin comentarios... Animate y escribe un comentario!

Deja tu comentario

Pulsa Like para leer el articulo.
Ayúdanos a seguir ofreciendo contenido de calidad.