La natación y las recuperación de lesiones

Los dolores de espalda son algo que está a la orden del día en todos los que practicamos deporte, y por ello para muchos se han convertido en un compañero de los entrenamientos, cuando no debería ser así. En la mayoría de los casos esto se debe a tener una musculatura de la espalda demasiado débil, pero cuando los dolores de espalda aparecen en muchos casos debemos dejar de entrenar, por ello queremos recomendar la natación para estos momentos en los que no podemos entrenar de forma habitual, pero es necesario seguir manteniendo un buen tono muscular.

La natación es una de las mejores maneras de mantener una buena salud a nivel muscular, ya que como hemos comentado en anteriores ocasiones, se trata de uno de los deportes más completos y que mejores efectos tiene en el organismo. Por este motivo y por lo poco lesivo que es para nuestro cuerpo es muy recomendable su práctica sobre todo cuando estamos pasando por una lesión de espalda. Y es que sus efectos son muchos, y por ello no debemos pasarlo por alto en ningún caso.

Ante todo debemos tener en cuenta la inocuidad del agua a la hora de realizar deporte. Se trata de un medio que no representa un problema para nuestra salud en lo que a lesiones se refiere, y es que es el mejor medio para realizar cualquier deporte que implique movilidad de las diferentes partes del cuerpo. Es uno de los mejores amortiguadores de impactos que existe, por lo que apenas notaremos los efectos de esos movimientos, pues el agua amortiguara el impacto, evitando cualquier riesgo de lesión por nuestra parte. Por ello la natación es uno de los ejercicios mas recomendados a la hora de practicar deporte de forma segura, y más cuando corremos el riesgo de padecer lesiones o ya la tenemos.

Cuando ya tenemos una lesión de espalda la natación no solo evitará empeorarla, sino que además la mejorará, ya que es necesario que fortalezcamos la zona y la mantengamos activa. Para ello nadar es una buena solución por lo inocuo y por lo efectivo que es a la hora de trabajar los diferentes músculos que componen esta parte del cuerpo. Por ello os recomendamos la práctica de este deporte, pues además de fortalecer los músculos de manera fácil y casi sin darnos cuenta, también estaremos estirando todos los huesos, músculos y tendones que componen la espalda a causa de la postura suspendida en el agua que actúa como amortiguador. Por ello esta puede ser la mejor terapia para curar una dolencia de espalda.

Articulos relacionados:

Twitter Digg Delicious Stumbleupon Technorati Facebook

Un comentario en “La natación y las recuperación de lesiones”

Deja tu comentario