Evitar el aumento del perímetro de la cintura al hacer abdominales

Abdominales

La principal motivación que nos lleva a realizar abdominales es la de conseguir un vientre plano y tonificado. A pesar que ya sabemos que no es la única manera de lograrlo, pues la dieta es esencial así como el ejercicio aeróbico, seguimos confiando ciegamente en ellos. Por este motivo muchas personas que se machacan a hacer abdominales acaban por ver que su cintura crece en vez de hacerse más estrecha. Esto se debe al aumento de la masa muscular en esa zona, y para evitarlo os vamos a proponer diferentes acciones.

Muchas personas de las que vemos en el gimnasio no tienen ni un gramo de grasa en el abdomen, pero sin embargo esta parte del cuerpo se les ve como abultada. Esta sensación se debe al aumento de la masa muscular en esta zona, a causa principalmente de la intensidad de los entrenamientos. En muchos el mal trabajo abdominal hace que parezca que tenemos barriga en vez de tener unos buenos abdominales planos y marcados. Para conseguirlos simplemente tenemos que tratar al abdomen como un músculo cualquiera y darle lo que se merece.

Como todo músculo, el abdomen se hipertrofia, es decir, aumenta su volumen con el ejercicio. Por ello es necesario que los entrenemos con una intensidad media, la suficiente para mantenerlo tonificado. Lo mismo sucede con la cantidad de veces que hay que trabajarlo cada semana, y es que no sirve de nada hacerlo todos los días. Pero a la hora de entrenar y elegir una serie de ejercicios no es nada recomendable el uso de pesos adicionales para ejercitarnos, pues el peso es un reto para los músculos abdominales que deben vencer, y para ello aumentaremos el volumen de estos, algo que precisamente no queremos. Por ello es necesario entrenar sin pesos.

Una buena manera de lograr una cintura más estrecha y unos abdominales bien definidos es realizando los conocidos como hipopresivos en los que en vez de trabajar hacia afuera lo hacemos hacia adentro, tocando las fibras más internas, tonificando así el abdomen y acabando con el abultamiento muscular en esta zona. Este tipo de trabajo es útil y recomendado para todo el mundo, ya que además de ayudarnos a reducir la cintura lo que consigue es colocar a la perfección los órganos internos y evitar que se descuelguen con el paso del tiempo.

Un ejercicio clásico a la hora de querer perder cintura son los giros de cintura en máquina o con barra. Esto lo debemos evitar en la medida de lo posible, ya que forzamos a las vértebras lumbares a realizar un giro que no les corresponde y que puede dañarlas y hacernos mucho daño. Es importante que si queremos conseguir un vientre plano del todo realicemos los ejercicios citados anteriormente de la manera expuesta, pues será la forma de obtener buenos resultados.

Artículo Original

Articulos relacionados:

Twitter Digg Delicious Stumbleupon Technorati Facebook

Sin comentarios... Animate y escribe un comentario!

Deja tu comentario