Es fundamental usar el músculo para evitar perderlo

La edad atrofia los músculos de manera implacable. Por eso si no los utilizamos o no hacemos ejercicio, está claro que cuando tengamos 70 años nuestro cuerpo quedará irreconocible. Sin embargo, la atrofia muscular, a pesar de ser algo normal al envejecer, está lejos de ser inevitable.

Varios estudios recientes, examinaron los efectos del envejecimiento en la masa muscular. Aunque no haga falta un estudio científico para saberlo, estos dejan constancia de la evidente diferencia visual entre los deportistas y las personas sedentarias.

En primer lugar, realizó una comparativa realizando resonancias magnéticas con atletas de entre 40 a 81 años de edad. Se trataban de personas que entrenan cuatro o cinco veces a la semana corriendo, nadando o montando en bicicleta.

Las imágenes en el documento demuestran que el muslo de un atleta veterano de 40 años de edad, se ve muy parecido al de un atleta de 70 años de edad. El área de los músculos parece no disminuir con la edad en personas activas. La imagen de una persona con una vida sana pero sedentaria de 70 años de edad, sin embargo, mostró una disminución drástica de la cantidad de músculo.

Es evidente que, a largo plazo, el ejercicio desempeña un papel importante en el mantenimiento de nuestra masa muscular a medida que envejecemos. A pesar de que el cabello se vuelva gris o que la cintura crezca de forma más fácil, si no dejamos de darle al hierro o practicar algún deporte, podremos aferrarnos a algo de nuestra juventud.

Uno de los estudios

Articulos relacionados:

Twitter Digg Delicious Stumbleupon Technorati Facebook

Un comentario en “Es fundamental usar el músculo para evitar perderlo”