El entrenamiento de Arnold Schwarzenegger

Durante más de cuatro décadas, Arnold fue una de las referencias dentro del mundo del fisioculturismo, más bien, su método de entrenamiento fue de una vigencia espectacular, y de hecho, continúa siéndolo en algunos círculos. Pero, ¿como era realmente ese entrenamiento? ¿se basaba en algún aspecto concreto que lo hacía tan diferente a los demás?

“Yo amaba sentir el hierro helado y el acero calentando, así como las confusiones y olores del gimnasio,” dijo Arnold en una ocasión. Todos se sorprendían de la tozudez y de la osadía de sus entrenamientos, duros a la vez que exigentes, y ante todo, intratables.

Los primeros entrenamientos de Arnold Schwarzenegger en los años 60 son de todo menos cualquier cosa que se parezca a la actualidad. En aquella época las máquinas eran más bien rudimentarias, y lo que se utilizaba más habitualmente eran las mancuernas y el entrenamiento libre con ellas para moldear los músculos. En sus primeros entrenamientos, además, solo hacía 3 sesiones alternativas durante la semana.

La base de su entrenamiento era trabajar con el máximo peso posible, pocas repeticiones pero muy lentas. Al estilo de su ídolo: Reg Park. Aún así, Arnold en sus inicios entrenaba de una forma más instintiva partes de su cuerpo concretas que no de forma regular con algún método concreto.

Una vez que se notó cómodo con ello, estrenó uno de los métodos que le son otorgados como propio, el famoso entreno dividido, que se trata de realizar 6 entrenamientos semanales. Entrenamientos rápidos, pesados y precisos, de entre 1 y 3 horas, con descansos de 30-60 segundos entre series, con una intensidad a la que no todos podían seguir,

La clave de Arnold, en el fondo, fue encontrar un método que conectara su mente y resistencia física con el guante, ya que este es uno de los pilares del entrenamiento. Por ello, su diferencia y habilidad innata, es justamente el conseguir saber adaptarse de forma casi intuitiva a formas de entrenamiento que bien podían ser innovadores y muy bestias para algunos, pero sin duda, para él no.

Articulos relacionados:

Twitter Digg Delicious Stumbleupon Technorati Facebook

Sin comentarios... Animate y escribe un comentario!

Deja tu comentario