Diferentes tipos de sentadilla

En la mayoría de los gimnasios y centros deportivos existen cuatro formas diferentes de hacer la sentadilla.
– Sentadilla con peso libre. Es la estrella de esta modalidad entre las personas que buscan conseguir unas piernas fuertes, y es que trabajar de esta manera nos permite concentrar al máximo la tensión en las piernas, pues el peso está totalmente libre y son ellas las que lo tienen que levantar con su fuerza. Realizar la sentadilla de esta manera nos permite ejecutar recorridos más profundos y hacer que los músculos trabajen con más intensidad. Es fundamental que controlemos en todo momento la postura, ya que debemos equilibrar el peso y mantener a la vez la espalda recta y no forzar las rodillas para evitar posibles lesiones.
– Sentadilla en multipower. La mecánica de este ejercicio es la misma que seguimos en la sentadilla con peso libre. La única diferencia es que el recorrido del ejercicio está marcado por la máquina que nos equilibra el peso. En este caso no tenemos que controlar el equilibrio y estabilizar el peso, algo que para muchos es bueno porque podemos concentrarnos más en la actividad sin desviar la atención al peso y realizar para su equilibrado movimientos en falso. El multipower nos permite también realizar sentadillas profundas dependiendo de lo que andemos buscando a la hora de entrenar. Eso sí, es más sencillo mantener una postura adecuada evitando que las rodillas sufran demasiado.
– Sentadilla en máquina. Es quizá una de las que menos nos gustan a la mayoría de nosotros, ya que la máquina nos obliga a adoptar una determinada postura y nos fuerza a realizar el ejercicio de esta manera sin poder incluir variaciones. El peso está sustentado en la máquina, por lo que no tenemos que preocuparnos ni de la postura, que la marca el aparato, ni del equilibrio. Quizá es la mejor opción para aquellos que son principiantes en esto de las sentadillas y quieren adoptar una correcta postura y control sobre su cuerpo.
– Sentadilla sin peso con fitball. Este tipo de ejercicio se realiza con el balón de fitball que colocamos en la espalda y hacemos rodar por la pared. Simplemente elevamos nuestro propio peso del cuerpo. Lo que buscamos con este ejercicio es mantener una postura correcta y acostumbrar a nuestras piernas al entrenamiento. Es por esto que es una forma utilizada por muchos principiantes para tonificar los músculos de las piernas y adaptarse a la sentadilla.

Articulos relacionados:

Twitter Digg Delicious Stumbleupon Technorati Facebook

Sin comentarios... Animate y escribe un comentario!

Deja tu comentario