Diferentes agarres

La fuerza, la destreza, la técnica y el peso son algunas de las variables que tenemos muy presentes a la hora de entrenar en el gimnasio. Siempre buscamos la máquina o el aparato que se adapta más a lo que estamos persiguiendo y a la parte del cuerpo que queremos trabajar. A pesar de todo, una cosa en la que no solemos detenernos es en la manera en la que vamos a agarrar ese aparato o esa mancuerna, ya que es un punto importante que influirá en el rendimiento y que nosotros vamos a repasar ofreciendo varias alternativas diferentes.

No todos nosotros tenemos las mismas necesidades a la hora de entrenar, y es que cada uno tiene una forma de hacer los diferentes ejercicios. El agarre, y sobre todo la manera de asir los agarres es una de las principales cosas en las que nos diferenciamos, y es que existen diversas formas de agarrarnos a las máquinas. La más habitual es hacerlo con las manos limpias y sin usar nada. Esta forma es la más sensitiva, ya que agarramos directamente el aparato y controlamos mucho más el movimiento y realización del ejercicio, pero la piel corre el riesgo de encallarse y endurecerse a causa del roce constante con la barra que agarra.

Precisamente para evitar que nuestras manos sufran daño solemos utilizar guantes. Esta es una de las maneras de entrenar más elegidas, pero no deja de ser la menos precisa, ya que debemos tener en cuenta que el guante no nos permitirá agarrar la máquina o la mancuerna de forma precisa, sino que es un trozo de tela y cuero que se interpone entre nosotros y que en muchos casos no nos deja asir demasiado bien el agarre. Por eso muchas personas no utilizan guantes, ya que al no agarrar bien no podemos realizar correctamente el ejercicio ni rendir al máximo, pues desviamos la atención al agarre en vez de a la carga a elevar.

Una forma de agarrar que está a camino entre el guante y la mano limpia es el uso de esponjas flexibles que nos permitirán proteger la mano de rozaduras y posibles quemaduras, a la vez que nos permiten agarrarnos mucho mejor a la barra y no resbalarnos. Pero éstas tampoco nos permiten una gran sensibilidad en el agarre. Si andamos buscando una adherencia más completa podemos optar por el uso de polvo de magnesio. En algunos gimnasios lo podemos encontrar. Este mineral nos ayudará a mejorar la adherencia permitiéndonos agarrar la barra a la perfección y tener un desarrollo del ejercicio perfecto. El problema es que mancha todo de blanco y que lo tenemos que reponer cada poco tiempo, ya que corremos el riesgo de resbalarnos y hacernos daño en la mano.

Articulos relacionados:

Twitter Digg Delicious Stumbleupon Technorati Facebook

Un comentario en “Diferentes agarres”