Deporte y abstinencia sexual

Son muchos los atletas que defienden la abstinencia sexual antes de una competición. Otros dicen, sin embargo, todo lo contrario. En cualquier caso, la cuestión del sexo y del deporte divide a deportistas y entrenadores.

Una cuestión crucial

Nos enfrentamos a dos hipótesis contradictorias que manejan los especialistas. Unos se inclinan en pensar que hacer el amor antes de un partido, o de una prueba física, aumenta las tasas de testosterona que circula en el organismo, produciendo una forma natural de dopaje. Otros, son partidarios de dejar el sexo de lado, puesto que perjudica la concentración de los deportistas.

Sobre esta cuestión se realizó un experimento en Bélgica, que esponsorizó la conocida marca de preservativos Durex. La encuesta incluía a doce jugadores que tuvieron que someterse a dos tests de esfuerzo máximo sobre una cinta de correr. El primero de ellos se realizó al día siguiente de una noche de pasión, y el segundo, en condiciones de abstinencia sexual.

El resultado: No existe correlación entre la presencia de testosterona en la sangre y la relación sexual. Los parámetros de los resultados obtenidos en la prueba de esfuerzo inclinaban la balanza en favor de la abstinencia.

Al día siguiente de haber tenido sexo, diez de los doce deportista alcanzaban con mayor rapidez la frecuencia cardíaca máxima y producían más lactato en los diferentes niveles de esfuerzo.

Una cuestión de amor

No cabe duda de que este tipo de experimentos no tiene en cuenta la cuestión romántica. Es decir, que los resultados obtenidos en el test no considera ni los sentimientos, ni la intensidad del enamoramiento, ni la vinculación afectiva del deportista con su pareja.

El estudio no trató ninguna de estas preguntas. Tampoco se estudió el contexto ansiógeno de la competición. De hecho, se sabe que favorece la búsqueda de placer en unos y la inhibe en otros.

Por lo tanto, mejor que investigar aquellas cosas que están fuera de las competencias médicas, es aplicarse lo que dijo la nadadora alemana Franziska Van Almsick: “Cuando tengo ganas de hacer el amor, me da igual pensar si tendrá o no una influencia en las marcas que puedo conseguir”.

En realidad, esto es lo único razonable que se puede sacar del estudio que pretendía medir la influencia del sexo en los deportistas de élite.

Artículo Original

Articulos relacionados:

Twitter Digg Delicious Stumbleupon Technorati Facebook

2 comentarios en “Deporte y abstinencia sexual”