Como y cuando pesarse

A la hora de empezar una dieta de adelgazamiento, una rutina para ganar volumen o para perder peso, es bueno marcarse unos objetivos concretos a conseguir. Sin embargo, no debemos obsesionarnos con el peso ni estar cada dos por tres encima de la báscula. A continuación, unos consejos fáciles y rápidos para obtener unos datos que nos den una información acertada de nuestro rendimiento.

Lo que debemos hacer
  • Tener una báscula propia en casa: Esto resulta muy cómodo, para cumplir otros requisitos que enunciaremos más adelante. Además el hecho de pesarnos siempre en la misma báscula nos ayudará a saber cómo estamos progresando. En cambio, si nos pesamos en distintas básculas los datos que obtengamos pueden no ser del todo precisos.
  • Pesarse una vez por semana, siempre el mismo día, siempre a la misma hora: El mejor momento del día es por la mañana antes de desayunar. No hay un mejor día, aunque debemos tener en cuenta que debido a las actividades diarias y/o nuestros entrenos es posible que el Lunes pesemos más por la inactividad del fin de semana y el Viernes menos por todo el trabajo semanal.
  • Pesarse en ropa interior: Toda la ropa que llevamos encima cada día puede suponer 1 o 2 kilos adicionales (calzado incluido) y si nos pesamos con distinta ropa de cada vez, peor aún. Para los despistados, no vale desvestirse y subirse encima de la báscula con la ropa en la mano.
Lo que NO debemos hacer
  • Pesarse después de entrenar o hacer ejercicio: El peso que obtendréis será menos del real a causa de la pérdida de líquido por el sudor. En cuanto bebamos en cuanto nos re-hidratemos esos gramos “perdidos” volverán.
  • Subirse a la báscula después de desayunar, almorzar, merendar o comer: Evidentemente el peso será mayor del real.
  • Subirse a la báscula después de consumir mucho alcohol o cafeína: estas substancias hacen que el organismo retenga líquidos.
  • Pesarse en las básculas de farmacias y supermercados: Estos aparatos no suelen estar perfectamente calibrados ya que son usados por multitud de personas. Si estás siguiendo tu evolución, el peso puede no ser real.
  • Para las chicas, pesarse en los días previos a la menstruación: en este período la retención de líquidos en el organismo es mayor y, por lo tanto, el pesaje es mayor que el real.
  • Pesarse todos los días: A veces te dará la sensación de perdemos peso y otras de que estamos ganando y esta información tan a corto plazo no es significativa. Además, corremos el riesgo de obsesionarnos, lo cual no es bueno y puede derivar en un trastorno alimentario.

Fijaros un objetivo realista, entrenad, alimentaos, dormid y realizad el seguimiento de vuestros progresos. Hacer todo esto correctamente os llevará rápidamente a alcanzar vuestra meta.

Articulos relacionados:

Twitter Digg Delicious Stumbleupon Technorati Facebook

Sin comentarios... Animate y escribe un comentario!

Deja tu comentario