Cómo elegir la mejor máquina cardiovascular

Las máquinas de entrenamiento cardiovascular son las que más evolucionaron en los gimnasios. Vamos a enseñarte cuál es la que mejor se adapta a tu plan de entrenamiento.

sala-cardio

La primera vez que entras en un gimnasio te ves abrumado por un montón de máquinas cardiovasculares. En las primeras sesiones conviene realizar el trabajo cardiovascular de forma ligera, una simple carrera en cinta o pedaleo de baja intensidad será suficiente. El entrenamiento cardiovascular es muy importante, tanto si estás empezando como si eres un veterano del gimnasio.

Bicicletas

Son un clásico de los gimnasios. Tienen muchas ventajas, son ideales tanto para los novatos como para los expertos, ya que permiten regular la intensidad de trabajo. Utilizarlas es muy sencillo ya que no es un gesto técnico, simplemente hay que pedalear. Las ventajas de las bicicletas es que el pedaleo no ofrece impactos y la posición sentada no elevará demasiado la frecuencia cardíaca a no ser que aumentes demasiado la intensidad del pedaleo.

Remo

Es una de las máquinas más completas y a la vez más olvidadas en los gimnasios. Al realizar el ejercicio sentado evita la elevación excesiva de la frecuencia cardíaca, a la vez que favorece el retorno venoso. Con el remo trabajamos sobre todo la espalda, aunque el remo activa toda la musculatura extensora.

Elípticas

Reciben su nombre del movimiento elíptico que se describe al trabajar en ellas. Con esta máquina movilizas el tren superior y el inferior, consiguiendo un gran gasto calórico. El movimiento de los brazos permite empujar y traccionar a la vez que trabajamos las piernas con un movimiento de desplazamiento. En esta máquina tampoco hay impactos así que es una máquina a tener en cuenta para realizar la rehabilitación tras ciertas lesiones. Aún así hay que tener en cuenta que el gesto no es del todo natural y hay que tener precaución en caso de tener las rodillas valgas (en “X”).

Cintas de correr

Al igual que la bicicleta, es un gesto motriz muy natural. Aunque la diferencia con respecto a la bicicleta es que al correr recibimos impactos, así que hay que tener especial precaución, sobre todo las personas con sobrepeso o edad avanzada. En las cintas podemos jugar con la pendiente y la velocidad, podemos caminar o correr según nuestro nivel de forma.

Articulos relacionados:

Twitter Digg Delicious Stumbleupon Technorati Facebook

Un comentario en “Cómo elegir la mejor máquina cardiovascular”

Deja tu comentario