Como diferenciar una contractura muscular de un desgarro

A pesar de que son dos lesiones musculares ciertamente parecidas, hay bastantes diferencias entre estas dos afecciones que pueden sucedernos a cualquier persona que entrenemos a diario. Ambas se producen en los músculos y son bastante dolorosas y provocan malestar generalizado en todo el cuerpo, pero a pesar de ello son diferentes.

desgarro-muscular

Por ejemplo, el nombre de contractura muscular ya lo dice todo, se trata de una contracción que puede mantenerse con el tiempo. Su desarrollo lleva un proceso natural basado en la relajación y la contracción, pero éste se altera y el músculo está permanentemente contraído, provocando grandes y dolorosas molestias.

La contracción provoca una gran rigidez en el músculo y se inflama y cualquier pequeño roce o golpe suave puede provocar bastantes dolores, por lo que hay que extremar las precauciones.

En cambio, el desgarro muscular es bastante más serio que la contractura dado que se origina una ruptura de las fibras de los músculos. Dependiendo del tamaño de la rotura el dolor puede ser más o menos intenso, pero aunque sea llevadero, es necesario tratarlo cuanto antes para solucionar el problema.

Las fibras musculares se encuentran en grupos que están envueltos en una fina capa y en caso de un desgarro, hay que saber si lo que se rompe es esa capa o las propias fibras. Un desgarro se provoca con movimientos bruscos y muy fuertes, normalmente en deportistas de élite debido al gran esfuerzo muscular a los que están sometidos, especialmente en competición.

Suele tener un desarrollo de unos 21 días y se requiere la máxima inmovilidad de toda la zona y aplicación de gel frío para poder calmar el dolor, aunque siempre es mejor ponerse bajo supervisión de un especialista, que será quien nos proporcione el tratamiento adecuado para resolver esta clase de lesión tan dolorosa.

Articulos relacionados:

Twitter Digg Delicious Stumbleupon Technorati Facebook

Sin comentarios... Animate y escribe un comentario!

Deja tu comentario