¿Cómo debe ser un monitor de gimnasio?

Cuando vamos a un gimnasio por primera vez, e incluso cuando llevemos cierto tiempo ya, siempre debemos fijarnos en que haya monitores que se encarguen de nosotros de la mejor forma posible. Por ello queremos daros una serie de pautas que nos ayudarán a identificar si un monitor es bueno y debéis apuntaros a sus clases, por ejemplo.

Consejos para saber si un monitor es bueno

Un buen monitor debe mostrar siempre una actitud positiva de cara a todos los usuarios, independientemente de si llevan poco o mucho tiempo, si están delgados, musculados o si tienen sobrepeso. Es en este aspecto en donde podemos fijarnos bien si es un auténtico profesional o no.

Las ganas de motivar a los demás también nos revelará que se toma la molestia en hacer su trabajo. No solo dándonos motivación sino que también debe dar buenos consejos sobre cómo utilizar mejor una máquina o cómo hacer determinado ejercicio para evitar lesiones.

Al relacionarse con muchas personas todos los días se crean vínculos de amistad, pero en el trabajo un buen monitor debe evitar ciertas cosas para evitar conflictos con el resto de los usuarios.

monitor-de-gimnasioPor ejemplo, debe evitar estar en corrillos con los usuarios del gimnasio así como coquetear con las chicas. Tampoco debe perder la paciencia con los usuarios, no todos tienen las mismas capacidades físicas.

Algo que no debe hacer es apretar al máximo a personas que no están preparadas para un entreno intensivo sin tener en cuenta su estado físico o los riesgos a los que le puede someter. En caso de una persona obesa o que no esté en forma, debe ir poco a poco, no con dureza desde el principio.

Para finalizar, lo que sí debe hacer un monitor de gimnasio es demostrar todos los días su preocupación porque todos los usuarios cumplan sus objetivos, tanto a corto como a largo plazo.

Articulos relacionados:

Twitter Digg Delicious Stumbleupon Technorati Facebook

Sin comentarios... Animate y escribe un comentario!

Deja tu comentario