Cinco errores en los ejercicios de musculación

Aunque es una pena que los gimnasios se llenen cuando falta poco para que llegue el buen tiempo y las personas tiendan a dejar lo de cuidar el cuerpo para última hora, muchas personas continúan cometiendo errores cuando hacen sus entrenamientos, especialmente en los ejercicios de musculación.

gimnasio

Uno de los errores más extendidos es el de no realizar calentamiento antes de comenzar a hacer las rutinas, tanto si el calentamiento se hace de forma general o específica. Hay que prepararlo todo bien y acostumbrarse a realizar siempre calentamientos, con lo que se evitarán las lesiones por la ausencia de calentamiento.

Otro aspecto muy importante que no siempre se cumple, especialmente por parte de las personas que comienzan en el gimnasio es que en ocasiones comienzan con rutinas más exigentes de lo que pueden soportar o lo que deberían soportar sus músculos.

La falta de conocimiento o asesoramiento por parte de una persona especializada, como un entrenador que supervise las rutinas, es algo que hay que tener muy en cuenta. Es importantísimo saber qué clase de músculos se están trabajando y saber también cuánto se debe trabajar determinada zona.

A veces no nos gusta seguir el planning de rutinas que nos ha mandado el entrenador, pero lo que hay que hacer es seguirlo a rajatabla y nunca salirnos de sus recomendaciones. Es importante comentar con él o ella si no estamos a gusto o tenemos alguna clase de problema con la rutina que nos ha dado. Si lo ha hecho así ha sido por algo y no por antojo propio entrenador, por lo que habrá que hacerle caso.

El último de los errores que suele darse muy comúnmente en los gimnasios es el de copiar las rutinas de otras personas. Ante esta situación hay que saber que las rutinas que manda el monitor o entrenador son completamente personalizadas para cada persona, o al menos debería ser así.

Articulos relacionados:

Twitter Digg Delicious Stumbleupon Technorati Facebook

Sin comentarios... Animate y escribe un comentario!

Deja tu comentario