Cinco cosas que no debemos hacer al entrenar

Siempre intentamos aportar cosas, para mejorar los entrenos y optimizar nuestras rutinas. Hasta ahora nos hemos centrado en las cosas que debemos hacer pero… ¿y las que no debemos hacer? A continuación, cinco ejemplos de hábitos que deberíamos perder a la hora de entrenar.

No entrenar por tener agujetas (sin lesión)

Tener agujetas no es excusa para saltarse un entrenamiento. En una investigación de la Universidad de Edith Cowan (Australia Occidental) tenían 2 sujetos con 2 entrenamientos de bíceps con poco descanso entre ellos. Descubrieron que tras el segundo entrenamiento, cuando los sujetos aún estaban doloridos, sus bíceps no habían sufrido más daño del que tenían, y se han recuperado igual de rápido que los sujetos que realizaron un sólo entrenamiento excéntrico. Eso sí, la sesión con agujetas debe ser menos intensa para evitar riesgos de lesiones y sobreentrenamiento.

Pesas después de cardio

Un estudio realizado en Japón descubrió que cuando se realiza cardio antes de un entrenamiento de pesas, los niveles de “hormona del crecimiento” de los sujetos eran tres veces menores que cuando hicieron cardio después de las pesas.

Aparatos de gimnasio en mal estado.

Investigadores de la Appalachian State University (Boone, Carolina del Norte) descubrieron que cuando nueve sujetos llevaron a cabo una prueba en cuclillas en una máquina estable, tenían un 84% más de fuerza y un 57% más de activación muscular en los cuádriceps que cuando usaron una máquina dañada. Hay gente que no le da importancia a esto y realiza los ejercicios con aparatos en mal estado, con la idea de que con eso se consigue más fuerza, lo cual es absolutamente falso.

Cardio a un ritmo confortable

Un estudio de la Universidad de Alberta(Edmonton) descubrió que cuando los sujetos caminaron a un ritmo cómodo, tuvieron un aumento significativamente menor en la capacidad aeróbica y un descenso menor de la presión arterial que aquellos que entrenaron al 75% de su frecuencia cardíaca. Andar simplemente a un ritmo confortable no es suficiente. Si puedes leer un libro mientras caminas en la cinta, tu nivel de intensidad es muy bajo. De nada vale tomar suplementos quemagrasas, como por ejemplo el quemador Animal Cuts, si luego no entrenamos de forma correcta para obtener resultados.

Empezar con ejercicios abdominales

Algunos entrenadores te dirán que si odias hacer abdominales mejor que los hagas primero para quitártelos de encima. Sin embargo, un estudio reciente descubrió que cuando atletas entrenados llevaron a cabo una sesión de abdominales antes de hacer sentadillas, no pudieron completar tantas sentadillas como cuando hicieron el entrenamiento de abdominales después.

No te canses realizando abdominales en primer lugar, porque te limitan la fuerza. Déjalos para el final.

Articulos relacionados:

Twitter Digg Delicious Stumbleupon Technorati Facebook

48 comentarios en “Cinco cosas que no debemos hacer al entrenar”