Algunos consejos para manejar bien los pesos libres

Constantemente estamos insistiendo en lo importante que es realizar correctamente todos los ejercicios a la hora de entrenar las distintas partes de nuestro cuerpo. Por norma general los movimientos que debemos llevar a cabo no es algo en lo que reparemos, ya que las máquinas del gimnasio nos los suelen guiar. Por este motivo cuando dejamos de utilizar las máquinas y realizamos los ejercicios con peso libre solemos realizar algunos fallos de ejecución que lo que harán será ralentizar el desarrollo y ponernos en riesgo de sufrir una lesión. Por ello vamos a ver algunos consejos para manejar bien los pesos libres.

El peso libre conlleva un cierto control sobre nuestro cuerpo y un conocimiento exacto de los movimientos que debemos realizar, por ello antes de lanzarlos a utilizar pesos libres es necesario que sepamos bien el movimiento a seguir. La mayoría de nosotros solemos realizar mal algún que otro ejercicio aunque solemos pensar que es la manera correcta. Para evitar esto es necesario que tomemos nota de algunos puntos a tener en cuenta.

Un triángulo imaginario

Como primer consejo lo que proponemos es tener siempre en la mente presente la figura de un triángulo al realizar ejercicios con mancuernas con el tren superior, ya que tanto en ejercicios de pectoral, como en los de hombro debemos dibujar con las mancuernas un triángulo al levantarlas. Es decir, comenzaremos desde la base del triángulo que será nuestro pecho o los hombros. Con las manos dibujaremos los laterales del triángulo mientras elevamos la carga, para juntarnos en el centro una vez arriba, completando así el triángulo. Nunca debemos hacer dos líneas paralelas al elevar la carga, ya que el recorrido será menor y los resultados y la intensidad también.

Aumentar la tensión

A lo largo de este recorrido siempre debemos realizar un movimiento firme y decidido, pero es necesario que tengamos una cosa en cuenta para evitar quitar tensión al ejercicio y así restar efectividad. En primer lugar es necesario que los movimientos que llevemos a cabo no sean rápidos, tanto en el ascenso como en el descenso, sino que deben ser lentos pero firmes y seguidos, nunca a trompicones. Es esencial que al llegar arriba con las mancuernas, a cerrar el triángulo, no las choquemos, ya que se pierde gran parte de la tensión acumulada en los músculos durante la subida.

La postura

La postura que vamos a mantener a la hora de elevar pesos libres debe ser mucho más controlada que con las máquinas, pues nuestro cuerpo será el referente a la hora de realizar correctamente el recorrido. En primer lugar debemos colocar la espalda recta en todo momento, pero sin forzar la postura ni arquear mucho la zona lumbar o cervical, ya que podemos hacernos daño. Para evitar posibles movimientos peligrosos podemos apoyar la espalda en un banco, de modo que podamos concentrarnos al máximo en el movimiento y no en la espalda.

Estas pautas son algunas de las que debemos tener en cuenta a la hora de trabajar con pesos libres para la zona del cuerpo que sea. Eso sí, un consejo general es que si no controlamos bien el ejercicio debemos comenzar con poca carga y realizándolo lentamente hasta que lo dominemos por completo.

Articulos relacionados:

Twitter Digg Delicious Stumbleupon Technorati Facebook

Sin comentarios... Animate y escribe un comentario!

Deja tu comentario