¿Agujetas o lesión?

Entrenar en el gimnasio, especialmente después de un largo paréntesis, puede hacer que aparezcan agujetas y dolor muscular. Sin embargo, debemos saber cómo diferencias agujetas de una lesión para evitar que el ejercicio provoque un problema más importante.

¿Agujetas o lesión?

La tensión generada en los músculos al hacer ejercicio provoca micro desgarros en los músculos provocando inflamación y dolor. Las agujetas pueden aparecer desde el mismo día hasta unos días después de la sesión de entrenamiento. Esto dependerá de la intensidad del entrenamiento. Sin embargo, las agujetas prácticamente desaparecen después de un par de días. La nutrición juega un papel importante a la hora de ayudar a aliviar el dolor, además debemos hacer especial hincapié en la comida post-entreno. Otro pequeño truco para evitar agujetas es mantenerse activo, ya que el movimiento ayudará a circular la sangre y la llegada de nutrientes a los músculos dañados.

Cuando el dolor persiste durante un período más largo de tiempo o que nos impida realizar el movimiento natural del músculo, es bastante probable que estemos ante una lesión. En estos casos, lo ideal es acudir a un profesional para asegurarnos de que no estamos ante un problema serio y poder acortar lo máximo posible los plazos de recuperación.

Articulos relacionados:

Twitter Digg Delicious Stumbleupon Technorati Facebook

Un comentario en “¿Agujetas o lesión?”

Deja tu comentario