Un café antes de entrenar nos puede ayudar a quemar más grasas

Pero no nos equivoquemos, el café no va a hacer milagros ni vamos a notar los resultados al instante. La cafeína, al ser un estimulante ayuda a liberar ácidos grasos de los adipocitos, lo que aumenta la posibilidad de disponer de esta energía por parte de nuestras células, pero el ejercicio va a ser fundamental para quemarlos.

Un café puede ayudarnos a quemar más grasa en el entrenamiento, pero también tenemos que entrenar lo suficiente como para movilizar y quemar esos ácidos grasos. También se tiene que disponer de recursos para quemar las grasas, es decir, de mitocondrias. De nada sirve tener disponibles grasas para quemar si no hay espacio suficiente en el “horno”.

En consecuencia, si somos sedentarios y pretendemos tomarnos un café y salir a andar media hora para quemar grasa, esto no va a tener mucho sentido. En cambio, si tenemos cierta base de trabajo físico, un café puede contribuir a la quema de un mayor porcentaje graso cuando hacemos una actividad física.

Pero también hay que tener otra cosa en cuenta, y es que los que no estamos acostumbrados a tomar café, ésto puede ser más un perjuicio que un beneficio a la hora de hacer deporte, porque puede dar lugar a cierta deshidratación, nerviosismo o exceso de estimulación digestiva. En definitiva, cada cual tiene que valorar si un café antes de la actividad física le puede hacer bien. Milagros desde luego no hace, pero puede ser una ayuda más.

Artículo Original

Articulos relacionados:

Twitter Digg Delicious Stumbleupon Technorati Facebook

Sin comentarios... Animate y escribe un comentario!

Deja tu comentario