Recupera tu peso tras las fiestas

Quien más quien menos con el nuevo año los buenos propósitos hacen eco en nuestras mentes, que si voy a dejar de fumar, que si voy a dejar los vicios, que si quiero hacer más deporte, que jamás voy a volver a probar esos dulces que tanto engordan… y estos propósitos están muy bien pero antes de nada debemos reajustar el peso tras las fiestas.

Sabemos que durante estas fiestas se come en exceso, se bebe mucho más y se tiene menos tiempo libre para hacer nuestra rutina deportiva, por eso casi todos ganamos unos cuantos kilitos, así que hemos pensado en marcaros unas pautas alimenticias para reajustar tu peso tras las fiestas.

Lo primero que debemos hacer es reorganizar nuestras comidas intentando comer comidas menos copiosas, repartiendo las comidas en 5 tomas: Desayuno almuerzo, comida, merienda y cena, sin llegar a llenarse nunca. Un truco es pensar que tras esa comida tienes que entrenar y si tienes la tripa muy llena no lo podrás hacer así que nunca hay que llenarse.

El desayuno, debe ser rico en hidratos complejos, esto es comer copos de avena o cereales integrales con leche desnatada, y meter una pieza de fruta o un zumo natural. Con esta alimentación rica en hidratos recargarás tu glucógeno y te sentirás más saciado el resto del día. Nunca te tomes un desayuno frugal como un café sin más, ya que en la siguiente comida devorarás.

En el almuerzo y la merienda van a ser la hora de la fruta, vamos a comer 2 ó 3 piezas de fruta, pero fruta con mucho zumo, como mandarinas, melocotones o manzanas. Olvidaros de los plátanos una temporada que aunque sea una fuente buena de potasio tiene demasiados hidratos simples (fructosa).

La comida va a ser el punto de inflexión del día, recordar que además de una dieta equilibrada nosotros recomendamos hacer deporte siempre que se pueda, así que en caso de poder hacer deporte ese día en la comida deberemos meter de primer plato arroz ó pasta integral, para tener el glucógeno bien cargado con el fin de que el deporte que hagamos por la tarde sea de calidad y podamos rendir al máximo. En caso de no hacer deporte debemos tomar una ensalada, una cremita de verduras o una sopa ligera.

El segundo plato de la comida va a ser proteico pero cocinado limpio, es decir, pechuga de pavo o de pollo, merluza, bacalao, pulpo, solomillo de atún bajo en grasa… bien a la plancha o al vapor para no añadirle grasa extra, como se hace, por ejemplo, al freírlo en aceite.

Y en la cena siempre tendremos un primero con una ensalada pequeña aliñadas con un poco de aceite de oliva virgen o unas verduras al vapor y de nuevo un alimento proteico como un revuelto de 3 claras y una yema con champiñones ó espárragos ó pimientos, pechugas de pollo o de pavo a la plancha, o pescado blanco.

Además de estas pautas debemos intentar ingerir más agua ya que nos saciará el hambre y limpiará la retención de líquidos que se haya generado con las comidas copiosas de navidades. Además si reducís el consumo de sal también retendréis menos líquidos y perderás volumen significativamente.

Articulos relacionados:

Twitter Digg Delicious Stumbleupon Technorati Facebook

Sin comentarios... Animate y escribe un comentario!

Deja tu comentario

Pulsa Like para leer el articulo.
Ayúdanos a seguir ofreciendo contenido de calidad.