La miel, la mejor fuente natural de energía

Para muchas personas la miel no está dentro de su dieta por contener altas dosis de azúcares y por el miedo a engordar. Es cierto que se trata de un alimento con mucho contenido en azúcares, pero se trata de azúcares listos para usar como fuente de energía. Podríamos decir que son los primeros que el cuerpo va a consumir.

Existen estudios que han demostrado que los deportistas que consumen miel antes y después de un entrenamiento o competición se recuperan más rápidamente que quienes no lo hacen. Y no sólo ayuda a los profesionales; los aficionados a cualquier deporte pueden aprovechar la miel para aumentar su energía y recuperar la fuerza luego de realizar sus ejercicios.

Cuando hacemos deporte nuestro organismo consume las reservas de glucosa, haciendo que nuestros niveles de azúcar disminuyan. Si no tenemos la cantidad adecuada de glucosa, no dispondremos de la energía necesaria para afrontar una actividad deportiva de alta intensidad. Después de entrenar, ocurre algo parecido. Los músculos han estado sometidos a un alto desgaste y es necesario reponer los azúcares perdidos para así lograr una recuperación mucho más rápida. Ingerir una cucharada de miel después del ejercicio nos ayudará a reponer la energía perdida y favorecerá la recuperación muscular. Si además de la miel echamos mano de proteínas obtendremos una combinación de elementos necesarios para que nuestros músculos se repongan de manera óptima, obteniendo los mejores resultados.

A pesar de tener altas cantidades de energía, no contiene grasa y por si fuera poco endulzará nuestra dieta.

¿Y tú? ¿Está la miel en tu dieta? ¡Queremos tu opinión! ¡Déjanos tu comentario aquí, en Facebook o Twitter!

Artículos relacionados:

Articulos relacionados:

Twitter Digg Delicious Stumbleupon Technorati Facebook

4 comentarios en “La miel, la mejor fuente natural de energía”